• 4 septiembre, 2018

Uno de los objetivos de la mesa de trabajo, en la que participa CAMPORT, la Armada y distintos actores de la industria, es revisar los criterios con los que se determinan las restricciones a las maniobras portuarias, y de esta manera, reducir el número de días en los que los puertos no pueden operar.

La Cámara Marítima y Portuaria de Chile, junto con la Armada, las empresas portuarias, navieras y agentes, conformaron una mesa de trabajo para revisar los criterios y procedimientos que determinan las restricciones a las maniobras portuarias.

La mesa de trabajo también está a cargo de examinar el instrumental que se utiliza para medir los parámetros y explorar modelos matemáticos que permitan predecir con anticipación los eventos críticos o restrictivos para las diversas instalaciones portuarias.

Otro de los objetivos será reemplazar el concepto de “cierre de puertos” por el de “restricción de maniobras”. Esto, porque los actores involucrados están trabajando en diferentes proyectos que permitirán que a futuro se restrinjan las operaciones sólo en los sitios de un puerto que sean afectados por las marejadas, mientras que los otros podrán operar con normalidad.

El resultado del trabajo conjunto entre los distintos actores de la industria debiera estar terminado en el mes de agosto del presente año.

Imagen: Puerto Central San Antonio