• 9 enero, 2018

Respecto de la eventual necesidad de un Puerto de Gran Escala en la zona central, el presidente de PCE afirma que existe capacidad instalada en esa área hasta 2030.

El grupo Matte inaugurará hoy su Puerto Central (PCE) de San Antonio, concesión que se adjudicó en 2011 y ha demandado inversiones por US$ 450 millones, que la convierten en la mayor obra portuaria privada realizada en el país.

Del total de inversión, US$ 240 millones corresponden a infraestructura, especialmente en 700 metros del nuevo frente de atraque, en un dragado de 15 metros de profundidad, 18 hectáreas de pavimentos, un rompeolas y más de 2.200 enchufes para la conexión de contenedores refrigerados, cuenta Roberto Zilleruelo, presidente de PCE y también gerente general de Puertos y Logística, matriz portuaria controlada por los Matte que también opera Lirquén.

Otros US$ 130 millones han sido destinados a equipamiento, grúas, camiones y un sistema de gestión operativa. “A esto hay que agregar los pagos iniciales de la concesión, puesta en marcha y financiamiento del proyecto, además de una importante inversión en capacitación y en mejorar las competencias de los trabajadores, porque ellos son quienes le dan vida a este terminal”, asegura Zilleruelo.

PCE es un terminal multipropósito y tiene una capacidad total para mover 15 millones de toneladas. En 2017 trasladó 4,8 millones de toneladas -superando las 2,7 millones de toneladas del ejercicio previo- y más del 50% corresponde a transferencia de vehículos, graneles, carga fraccionada, entre otros.

“La demanda proyectada inicialmente no se cumplió, porque el comercio internacional del país ha crecido menos”, comenta el ejecutivo.

Desde fines de 2017, PCE comenzó a recibir los cruceros que tradicionalmente arribaban a Valparaíso. “La llegada de los cruceros internacionales a San Antonio ha tenido un impacto maravilloso en la ciudad, porque ha permitido un trabajo conjunto de muchos actores liderados por el alcalde de la ciudad, para recibir a los turistas como se lo merecen. Los beneficios se ven en el puerto, la ciudad, la ruta de los poetas, las viñas, los humedales, el comercio” afirma.

Consultado sobre la necesidad de un Puerto de Gran Escala en la zona central, señala que esa área “tiene capacidad instalada para la demanda que existirá hasta 2030, con excelente productividad, tarifas competitivas y alto nivel de servicio. San Antonio y Valparaíso forman la zona portuaria más importante del Pacífico Sur, muy superior a la del Callao en Perú”.

Agrega que “lo que hoy se requiere con urgencia es la inversión pública necesaria para mejorar la conectividad de nuestros puertos con los centros de consumo; infraestructura en carreteras, accesos eficientes a los puertos, mitigando las externalidades negativas en las ciudades donde éstos se ubican”.

Fuente: El Mercurio, Martes 09 de enero de 2018